“FIC2018”

Según los analistas de Kaspersky Lab, el número total de malware dirigido contra dispositivos IoT (Internet of things) ha sobrepasado los 7.000, con más de la mitad de ellos apareciendo por primera vez en 2017. Con más de 6.000 millones de dispositivos inteligentes en uso por todo el mundo, los usuarios están comprobando como cada vez hay más malware que amenaza sus vidas digitales.

Los dispositivos inteligentes, como los “smartwatches”, “smart TVs”, enrutadores y cámaras que se conectan entre sí y dan paso al creciente fenómeno del internet de las cosas. Debido al gran número y a la variedad de dispositivos existentes, el IoT se ha convertido en uno de los objetivos favoritos de los cibercriminales. Al conseguir piratear los dispositivos IoT, los cibercriminales pueden espiar a las personas, chantajearlas y hasta convertirlas en cómplices de sus ataques.

Los expertos de Kaspersky Lab han llevado a cabo un estudio sobre el malware IoT, para examinar cómo de grave es el peligro que supone. La mayoría de los ataques registrados se dirigieron contra cámaras IP o grabadores digitales de video y en menor medida contra dispositivos de red.

IoT malwareChina, Vietnam y Rusia se situaron  como los principales países más afectados por los ataques contra los dispositivos, cada uno de ellos con un gran número de equipos infectados. Hasta este momento del experimento, los investigadores han sido capaces de recoger información sobre más de 7000 tipos de malware diseñados específicamente para piratear dispositivos conectados.

Según los expertos, el IoT es muy débil y está muy expuesto a las acciones de los criminales. La gran mayoría de los dispositivos inteligentes cuentan con sistemas operativos basados en Linux, lo que hace que sea más fácil para los criminales poder escribir códigos maliciosos que puedan dirigirse simultáneamente contra un gran número de dispositivos.

Vladimir Kuskov, experto en seguridad de Kaspersky Lab, comenta: “En el último año pudimos ver no sólo que era posible atacar a los dispositivos conectados, sino que estábamos ante un auténtico peligro. Hemos visto en este año cómo el número de malware dirigidos contra el IoT crecía, pero todavía le queda mucho recorrido por delante. Aparentemente, la alta competitividad en el mercado de los ataques de DDoS, está haciendo que muchos de estos cibercriminales busquen nuevos recursos que les permitan aumentar la fuerza de sus acciones. Varios analistas predicen que para 2020, el número de dispositivo podría llegar a alcanzar la cifra de entre 20 y 50 mil millones”.

Para proteger mejor sus dispositivos, Kaspersky Lab recomienda evitar conectar el dispositivo a una red externa, deshabilitar todos los servicios de red si no los necesitas para el uso del dispositivo, inhabilita los servicios de red o cierre el acceso a redes externas si la red es universa, antes de usar tu dispositivo, cambia la contraseña y define una nueva y actualiza regularmente el firmware del dispositivo a la última versión, si fuera posible.

About Author

Elisa Hernández

Deja un comentario